Mª Elena Ruiz Espinosa - Doctoralia.es

+34 646 373 970
+34 646 373 970
Alonso de Bazán 8, Ed. Diplomático Oficina 11
Marbella, España

 

Ansiedad

Ese gran mal del siglo XXI.

La ansiedad es una emoción que las personas vivimos con bastante frecuencia. Todos conocemos a alguien que la sufre, la valoramos como un estado de nerviosismo, pero es mucho más que eso. Como toda emoción, tiene una finalidad, la supervivencia. Nuestro cuerpo se activa ante la interpretación que hacemos de que algo es peligroso. Se pone en alerta para reaccionar ante dicha situación y enfrentarnos a ella o huir. Sentir ansiedad es algo normal en todo ser humano, nos genera protección ante situaciones peligrosas, nos activa para enfrentarnos a diferentes circunstancias. Aunque a veces, esta ansiedad nos “traiciona”y nos hace creer que hay peligro donde no lo hay, que una situación es amenazante cuando realmente no es así. Aquí es entonces, cuando estamos hablando de problemas de ansiedad, sentirla con una intensidad extrema en situaciones que la mayoría de la gente no la sentiría o sólo la sentiría moderadamente.

¿Cuáles son los trastornos de ansiedad más comunes que tratamos?

Resumidamente, os vamos a explicar lo que con mayor frecuencia, vemos en consulta:

  • Trastorno de ansiedad generalizada. Las personas que la sufren tienen una preocupación excesiva y no realista en dos o más situaciones importantes de su vida. Están continuamente activadas y no consiguen desconectar.
  • Fobia social. Miedo irracional ante situaciones que implican un contacto social, como puede ser estar con un grupo de amigos, hablar en público, etc. Se tiene miedo a la opinión de los demás sobre uno mismo y a hacer el ridículo.
  • Fobia simple. Miedo exagerado a situaciones concretas, como puede ser, miedo a conducir, miedo a volar, etc. La persona responde evitando estas situaciones.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo. La persona se ve invadida por imágenes, y pensamientos indeseados y repetidos, causando un nivel muy alto de ansiedad. Las obsesiones más comunes, suelen ser las relacionadas con el orden, la limpieza y la comprobación. Para reducir el malestar que causa las obsesiones, aparecen las compulsiones, rituales que consisten en comportamientos o pensamientos con un mismo orden, como puede ser, lavarse las manos, comprobar si he cerrado una puerta, etc).
  • Pánico y Agorafobia. Es cuando aparece de forma súbita una gran cantidad de ansiedad, mientras se piensa que te está dando una ataque al corazón, te estas volviendo loco o pierdes el control. Se relaciona con situaciones en las que la persona evalúa que no podrá escapar si se produce una crisis.
  • Estrés postraumático. Aparece después de haber sufrido un acontecimiento que sería traumático para la mayoría de las personas, cómo puede ser un robo, un abuso, una catástrofe, etc. Las personas reviven continuamente el suceso, tienen pesadillas, evitan todo lo relacionado con el trauma.

¿Cómo te podemos ayudar?

Si piensas que estas viviendo un nivel alto de ansiedad y aunque no te reconozcas en ninguna de las categorías anteriores, sabes que no estás bien, que estas llevando tu día a día con dificultad, que te está afectando en tu trabajo, o con tu pareja, etc. PIDE AYUDA.

La intervención no tiene por qué alargarse en el tiempo, evaluaremos con detalle tu caso para así poder ofrecerte estrategias de solución adecuadas, para que en poco tiempo, mejores. Aprenderás a conocer mejor tu ansiedad, para saber manejarla y no dejar que domine tu vida; la mantendrás a raya a través de diferentes recursos para así poder tomar buenas decisiones y solucionar tus problemas.

Casos cotidianos que requieren ayuda

Estos son algunos de los casos más comunes.

Estrés0%
Estrés laboral0%
Ansiedad0%
Ataques de pánico0%