Mª Elena Ruiz Espinosa - Doctoralia.es

+34 646 373 970
+34 646 373 970
Alonso de Bazán 8, Ed. Diplomático Oficina 11
Marbella, España

 

Terapia a través de sincronización de hemisferios cerebrales – SHEC

técnica psicoterapéutica basada en las neurociencias

¿En qué consiste esta técnica de Psicoterapia?

Es una técnica psicoterapéutica basada en las neurociencias. Derivada del EMDR (Método de desensibilización y reprocesamiento por los movimientos oculares). Se trabaja desde el concepto de cómo recibe y procesa el cerebro las situaciones que vivimos. Nuestro día a día es la suma de experiencias, tanto positivas como negativas, TODO CUENTA, y ese “todo” termina determinando nuestra vida. El cerebro va viviendo todas esas experiencias y las va procesando; así es cómo vamos aprendiendo, a través de nuestras experiencias, ¿Verdad qué esta frase la hemos escuchado muchas veces?, Pues bien, el cerebro dispone de un sistema de manejo y procesamiento de la información, que logra resolver las situaciones del día a día o las experiencias inesperadas de la vida logrando la salud mental, cuando nos sucede algo negativo, nuestro cerebro tiene un sistema de “curación” natural, aunque a veces, cuando la situación es muy traumática, (o la valoramos como muy traumática) puede verse afectado.

¿Cómo funciona nuestro cerebro cuando vivimos situaciones complicadas?

Nuestro cerebro consta de dos hemisferios, izquierdo y derecho, éstos tienen funciones diferentes y están en continua comunicación, unidos y conectados por el cuerpo calloso (fibras nerviosas).

El hemisferio izquierdo nos permite: usar el lenguaje para nombrar las cosas, el pensamiento lógico y analítico. En este lado tenemos las emociones y creencias positivas, los recursos, nuestras habilidades, la búsqueda de soluciones. Es racional.

El hemisferio derecho, en cambio, es donde están las emociones negativas y creencias negativas, toda la información la recibe como nueva, desconocida. No es racional.

Nuestros dos hemisferios, están en constante sincronía, intercambiándose la información que ambos poseen, logrando un estado emocional saludable. Cuando sufrimos una situación o algo nos impacta a nivel emocional, nuestro cerebro se desincroniza y entra en lo que llamamos un estado de shock, estado en el que las sensaciones que experimentamos se quedan guardadas y aisladas en una parte del cerebro produciendo dolor, bloqueos psicológicos y malestares físicos. La manera más efectiva de solucionar esto es volver a sincronizar ambos hemisferios, pues  mientras un problema se mantiene en uno de ellos, la solución está en el otro. El malestar queda atrapado en el hemisferio derecho y nuestro cerebro no encuentra los recursos necesarios para superar la situación, por lo que la persona se ve envuelta en un dolor emocional, sintiendo ansiedad, tristeza, pánico, ira, creencias negativas, baja autoestima, síntomas físicos como dolor en el estómago o presión en el pecho, etc.

Por medio de la sincronización de hemisferios cerebrales, a través de una estimulación sensorial, podemos activar de nuevo ese sistema sanador del cerebro y podemos ayudar a que la información se procese de forma adaptativa, así producimos nuevas redes neuronales, más positivas, eliminando el malestar emocional y produciendo entendimiento, aceptación y bienestar.

Casos cotidianos que requieren ayuda

Estos son algunos de los casos más comunes.

Estrés0%
Comunicación0%
Problemas económicos0%
Infidelidad0%