Mª Elena Ruiz Espinosa - Doctoralia.es

+34 646 373 970
+34 646 373 970
Alonso de Bazán 8, Ed. Diplomático Oficina 11
Marbella, España

 

Estrategias para sobrevivir a las emociones desagradables

Estrategias para sobrevivir a las emociones desagradables

Algunas estrategias de supervivencia en estos momentos para sobrellevar las emociones que nos resultan dolorosas podrían ser:

  1. Dejar que las emociones pasen. Observar nuestras emociones. Darse cuenta de su presencia. Dar un paso atrás. No dejarse superar por la emoción. Intentar experimentar la emoción como una ola que viene y que va. Nos podemos centrar en la parte física de la emoción por ejemplo. Intentar no bloquear o eliminar la emoción. Deja que la emoción fluya. No apartarla. No juzgarla ni rechazarla. No intentar tampoco mantener la emoción. Sólo dejar que pase. Darse cuenta de que uno no es la emoción que siente. Darse cuenta de que no tenemos por qué actuar según la emoción que sintamos. Abrazar a la emoción que forma parte de ti.
  2. Y luego, distraerse, ¿cómo?:
  • Llevando actividades distractoras como, limpiar, organizar, deporte, llamar a un amigo, practicar juegos o aficiones, leer libro, ordenador, etc.
  • Ayudar a los demás, esto hace que centremos nuestra atención en lo que podemos hacer por los demás y no pensamos en nosotros mismos. Además de hacernos sentir bien porque nos da un sentido en la vida. Ej. preparar una sorpresa, hacer algo bonito por alguien.
  • Hacer comparaciones, también reorienta la atención de uno hacia los demás, pero de una manera diferente. En este caso, las situaciones de los demás —personas que se enfrentan a estos problemas de la misma manera que nosotros o personas que los llevan menos bien o son menos afortunadas en general— nos sirven para ver nuestra situación bajo una luz más positiva. Mal de muchos consuelo de tontos.
  • Generar emociones opuestas consiste en reemplazar la actual emoción negativa por otra u otras menos negativas. Esta técnica requiere que la persona defina primero la emoción que tiene, de manera que pueda generar lo opuesto, por ejemplo si se siente triste, ver una película de risa, música para motivarnos, etc.
  • Tener pensamientos distractores Distraerse con otros pensamientos llena la memoria a corto plazo con otros pensamientos de manera que los pensamientos activados por la emoción negativa no pueden seguir su curso (que es el de reactivar, a su vez, la emoción). Por ej. Contar los colores de un cuadro, o buscar los diferentes usos de un objeto.
  1. Otra estrategia puede ser proporcionarse estímulos positivos, esto quiere decir animarse, cuidarse y tratarse bien. Lo podemos hacer a través de los cinco sentidos. Se trata de relajar cada uno de esos cinco sentidos. Ejemplos:
  • Vista: arreglar y decorar de manera especial un espacio de la casa, poner la mesa bonita para un comida concreta. Arreglarse las uñas. Mirar unas fotos hermosas en un libro.
  • Oído: escuchar una música que nos guste o nos tranquilice. Prestar atención a los sonidos de la naturaleza cuando estamos en la terraza o en la ventana. Cantar o tararear una canción que nos resulte agradable. Tocar un instrumento.
  • Olfato: ambientar la casa con una fragancia agradable, cocinar galletas, un pastel o pan, disfrutar del olor.
  • Gusto: cocinar una buena comida, tomar tu bebida o comida preferida, Tomar un postre, probar y disfrutar con todo detalle y conciencia el sabor de la comida.
  • Tacto: darse un baño de espuma, que nos den un masaje, ponernos una mascarilla en la cara o crema en el cuerpo, acariciar a tu perro o gato, abrazar a alguien.
  1. Mejorar el momento a través de alguna estrategia que nos de ánimo. La idea es hablarse a sí mismo como hablaríamos a un amigo o familiar que esté mal, hablarse a sí mismo cómo nos gustaría que nos hablasen. Darnos ánimo, es confiar en nosotros. Otra forma de hacerlo puede ser escribirse post-it a uno mismo e ir dejándolos por diferentes sitios de la casa con mensajes de ánimo o recordándonos nuestras fortalezas o nuestras metas y deseos.

Imagino que ya usabas alguna de estas pero ni te habías dado cuenta, es importante que las practiques siendo consciente.

Te animo a que contestes a estas dos preguntas:

  • ¿Con cuál te sientes identificado/a?
  • ¿Con cuál te quedas para empezar a poner en práctica?

Saludos.

Mª Elena Ruiz. Psicóloga sanitaria.

Psentidos Psicólogos.