Mª Elena Ruiz Espinosa - Doctoralia.es

+34 646 373 970
+34 646 373 970
Alonso de Bazán 8, Ed. Diplomático Oficina 11
Marbella, España

 

¿Voy o no voy al psicólogo?

¿Voy o no voy al psicólogo?

Ese momento de tu vida en el que te haces esta pregunta. Porque sí, me atrevo a decir que todos en alguna ocasión, nos la hemos hecho, ¿Qué decís? Pocos me dirían que no. Yo incluso siendo psicóloga me la he hecho ¡Ohhh! ¿Sí? ¡Qué fuerte! Pues sí, a veces pasamos por ciertas dificultades que te hacen plantearte la ayuda de profesionales. En mi caso en muchos momentos de desesperación y confusión me lo he planteado, incluso con mi pareja, por mis niños, por mí, por él. ¡Y por supuesto! La mejor decisión en muchas ocasiones es ir.

¿Por qué no utilizar un recurso que tenemos y nos hace tener mayor salud y bienestar personal? ¿Dudamos tanto en ir al médico cuando nos duele el estómago y estamos vomitando? En muchas ocasiones, esperamos un día y si no se nos pasa, consultamos. Pues con los “dolores emocionales” pasa igual, esperamos un tiempo y si no se nos pasa…así de fácil ¡Consultad! ¿Por qué lo dejamos tanto? El dejarlo sólo hace que las cosas empeoren.

Este post trata de eso, de ayudaros a aclarar esta pregunta y saber si lo que nos está pasando requiere la ayuda del psicólogo o no.

Hoy en día para muchas personas está pregunta es sencilla y ya no genera tantas dudas y se resuelve con facilidad ya que la visión que tienen sobre el psicólogo está normalizada, es decir, consideran al psicólogo como un profesional que te puede ayudar a sentirte bien, de una forma validada científicamente, haciendo cambios en el cerebro. Pero hay todavía esa pequeña parte que aún piensa que ir el psicólogo es cosa de locos, que no sirve para nada, que para eso charlan con un amigo etc. Tantas y tantas cosas que se hablan de esta profesión. Una pena porque como os digo, a veces  es una profesión muy poco valorada y muy necesaria, además de que por parte del profesional necesita mucha dedicación, 5 años de carrera, especializaciones y continuo aprendizaje para estar actualizados de las nuevas corrientes.

Bueno a lo que voy, ¿cómo resuelvo la duda? Os voy a dar algunos ejemplos de indicadores de cuando es el momento de acudir a terapia:

  1. Has vivido o viviste alguna situación negativa que te generó sentimientos de malestar (tensión, apatía, desgana, tristeza, ansiedad) y aunque ya pasó hace algún tiempo, lo sigues teniendo muy presente en tu día.
  2. Cambios importantes en tu vida, a los que no consigues adaptarte. Por ej. Despidos, ascensos, separaciones.
  3. No disfrutar de situaciones en las que antes disfrutabas, todo te da igual, no eres capaz de identificar qué te apetece hacer y vas a los sitios como obligado, “porque hay que ir”.
  4. Situaciones dolorosas como una enfermedad, duelo, etc.
  5. Dolores de cabeza, estómago, te encuentras bajo de defensa y no encuentras un motivo físico. A veces, los problemas emocionales se presentan de esta forma.
  6. Miedos que te paralizan y te hacen evitar situaciones que sabes que debes superar, y que son necesarias para tu bienestar.
  7. Situaciones conflictivas vividas cada día que te llevan a tener una tensión continua, por ejemplo con tus hijos, pareja, padres,etc.
  8. Tu entorno más cercano, que te conoce bien, te nota distante, te comenta que estás más irritable de lo normal.
  9. Excesos como en la comida, bebida, compras, mientras tienes estos comportamientos te sientes bien, pero a la larga, sigues con sensaciones de malestar, culpa, bloqueos. Etc.
  10. En general si sientes malestar que te está llevando a tener dificultades en tu vida diaria, en el trabajo, en tus relaciones con los amigos, con tu pareja, etc, pide ayuda.

Y para terminar, y no menos importante, lanzo esta pregunta:

¿Crees que hay que esperar a encontrarse mal para ir al psicólogo? Pues la respuesta es claramente que no. Podemos visitar a este profesional cuando queramos desarrollarnos personalmente, por ejemplo, nos puede servir para conocernos mejor, aprender a manejar nuestras emociones, aprender a relacionarnos mejor con otros, a prosperar en nuestro trabajo,  dejar atrás situaciones del pasado y perdonar, conseguir nuestras metas, en definitiva a ser tú el dueño de tu vida y saber qué camino seguir.

¿Qué me decís? ¿No os parece fundamental? ¡Consúltanos!

www.psentidos.com

Mª Elena Ruiz. Psicóloga. Marbella